BIGBIG_gianni_A478252

El marco de una puerta

Debía tener unos ocho años cuando construí mi primera guitarra eléctrica, con el cuerpo de cartón y el mástil hecho a partir de un trozo del marco de una puerta de mi antigua casa. Aquello, sin darme cuenta, fue solo el principio. Desde entonces y de manera activa mi vida ha estado siempre ligada a la música como bajista, guitarrista y melómano.

El mundo de la luthería

Mi interés por la luthería se remonta quince años atrás, cuando no podía evitar que mi curiosidad me llevara a intentar reparar y mejorar cualquier instrumento que estuviera cerca de mí, ya fuera mío propio, comprado por internet, de un amigo, o de cualquier conocido. Mi ojo, cada vez más clínico, veía una solución a los problemas.
Con el paso de los años fui adquiriendo más herramienta específicas. Leí, observé, y me empapé de las diferentes formas de trabajo, e incluso llegué a colaborar con algunos de los que yo considero los mejores profesionales de Madrid.

La actualidad

A día de hoy mi dedicación plena, mi interés por continuar aprendiendo y tratando cada instrumento como lo que es -algo único- ha hecho que pueda continuar con esta magnífica profesión con las mismas ganas e ilusión que el primer día. Aparte del trabajo diario en el taller presto mis servicios a locales de ensayo, varias academias de música, y tiendas de instrumentos y electrónica musical.